domingo, 13 de diciembre de 2009

QUE ES EL SECRETO



El Secreto y Tú





 



DR. JOHN HAGELIN
Cuando miramos a nuestro alrededor, incluso aunque lo que miremos sean nuestros cuerpos, lo que vemos es la punta del iceberg.
BOB PROCTOR
Piensa por un momento. Mira tu mano. Parece sólida, pero en realidad no lo es. Si la pones bajo un microscopio de gran aumento verás que es una masa de energía vibratoria.
JOHN ASSARAF
Todo está hecho de la misma esencia, ya sea tu mano, el océano o una estrella.
DR. BEN JOHNSON
Todo es energía, voy a ayudarte a entender esto un poco mejor. Está el Universo, nuestra galaxia, nuestro planeta, las personas y dentro de este cuerpo tenemos los sistemas de órganos, las células, las moléculas y los átomos. Luego sólo hay energía. Podemos verlo de distintas formas, pero en esencia todo es energía.
Cuando descubrí El Secreto, quería saber la opinión de la ciencia y de la física respecto a este conocimiento. Lo que descubrí fue sorprendente. Una de las cosas más extraordinarias de vivir en esta época es que los descubrimientos de la física cuántica y de la nueva ciencia están en completa armonía con las enseñanzas El Secreto y con el conocimiento de todos los grandes maestros de la historia.
En la escuela nunca estudié ciencias o física, sin embargo, he leído libros sobre física cuántica y los he entendido perfectamente porque quería entenderlos. El estudio de la física cuántica me ha ayudado a comprender mejor El Secreto en un plano energético. Para muchas personas, sus creencias se fortalecen cuando ven una correlación perfecta entre el conocimiento de El Secreto y las teorías de la nueva ciencia.
Quiero explicarte de qué forma eres la torre de transmisión más potente del Universo. Dicho en palabras sencillas, toda la energía vibra en una frecuencia. Al ser energía, también vibras en una frecuencia y lo que determina tu frecuencia en cualquier momento son tus pensamientos y sentimientos. Todas las cosas que deseas también son energía, por lo tanto también vibran. Todo es energía.
Éste es el factor sorpresa. Cuando piensas en lo que deseas y emites esa frecuencia, provocas que la energía de lo que tú quieres vibre en esa frecuencia y ¡lo atraes hacia Tí! A medida que te enfocas en lo que deseas, cambias la vibración de los átomos de ese objeto y provocas que vibre hacia Tí. La razón por la que eres la torre de transmisión más potente del Universo es porque tienes el poder de enfocar tu energía a través de tus pensamientos y de alterar las vibraciones de aquello en lo que te has enfocado, que a su vez se siente atraído hacia ti magnéticamente.
Cuando piensas y sientes esas cosas buenas que deseas, es porque has sintonizado con esa frecuencia, que hace que la energía de todas esas cosas vibre hacia ti y se manifiesta en tu vida. La ley de la atracción dice que lo semejante atrae a lo semejante. Eres como un imán energético, energetizas eléctricamente todas las cosas hacia ti, del mismo  modo que te energetizas hacia todas las cosas que deseas. Los seres humanos administran su propia energía magnética, porque nadie puede pensar o sentir por ellos, por lo que son nuestros pensamientos y sentimientos los que crean nuestras frecuencias.
Hace casi cien años, antes de los descubrimientos científicos de este último siglo, Charles Haanel ya conocía el funcionamiento del Universo.

«La Mente Universal no sólo es inteligencia, sino sustancia, y esta sustancia es la fuerza de la atracción que agrupa a los electrones por la ley de la atracción para formar los átomos; los átomos a su vez se agrupan por esa misma ley para formar moléculas; las moléculas adoptan formas objetivas y nos encontramos con que la ley es la fuerza creadora que existe tras toda manifestación, no sólo de los átomos, sino de los mundos, del Universo, de todas las cosas que la imaginación pueda llegar a concebir».
 Charles Haanel




BOB PROCTOR
No me importa en qué ciudad vivas, tienes suficiente poder en tu cuerpo, poder en potencia, para iluminar toda la ciudad durante casi una semana.
«Ser consciente de este poder es como ser un “cable con corriente”. El Universo es el cable con corriente. Conduce suficiente intensidad como para responder a las situaciones de todas las personas. Cuando la mente individual conecta con la Mente Universal, recibe todo su poder».
 Charles Haanel

 JAMES RAY
La mayoría de las personas se identifican con este cuerpo finito, pero no eres un cuerpo finito. Incluso bajo un microscopio de gran aumento eres un campo de energía Esto es lo que sabemos de la energía. Pregúntale a un físico cuántico «¿Qué crea el mundo?» «La energía», te responderá. «Bueno, pues describe la energía». «Muy bien, la energía ni se crea ni se destruye, ha existido y existirá siempre, todo lo que ha existido alguna vez seguirá existiendo, adopta una forma, la mantiene y la disuelve». Si le preguntas a un teólogo: «¿Qué creó el Universo?» «Dios», te responderá. «Bien, descríbeme a Dios». «No tiene principio ni fin, no puede ser creado ni destruido, todo lo que ha existido alguna vez seguirá existiendo, adopta una forma, la mantiene y la disuelve». Es la misma descripción con distinta terminología.
Así que si piensas que eres este «traje de carne» que va por ahí, vale más que reflexiones. ¡Eres un ser espiritual! Eres un campo de energía, que opera dentro de otro mayor.
¿Cómo te convierte todo esto en un ser espiritual? Para mí, la respuesta a esta pregunta es una de las partes más extraordinarias de las enseñanzas del El Secreto. Eres energía y la energia ni se crea ni se destruye. La energia sólo cambia de forma. ¡Y eso eres Tú! Tu verdadera esencia, tu energia pura siempre ha existido y siempre existirá.  Nunca puedes dejar de ser.

En lo mas profundo de tu ser, lo sabes. ¿Puedes imaginar no ser? A pesar de todo lo que has visto y experimentado en tu vida. ¿Puedes imaginar dejar de ser? No puedes, porque es imposible. Eres energia eterna.



La Mente Universal

 
DR. JOHN HAGELIN
La mecánica cuántica lo confirma. La cosmología cuántica lo confirma. El Universo surge de un pensamiento y toda esta materia que nos rodea se ha creado a raíz de un pensamiento. En esencia nosotros somos el origen del Universo, y cuando entendemos ese poder a través de la experiencia, podemos empezar a ejercer nuestra autoridad y a conseguir cada vez más cosas. Podemos crear cualquier cosa. Podemos conocerlo todo desde el interior de nuestra propia conciencia, que en definitiva es la conciencia Universal que rige el Universo.
Según cómo utilicemos ese poder, de forma positiva o negativa, así será nuestro cuerpo en cuanto a salud y así será el entorno que nos creemos. Somos creadores, no sólo de nuestro propio destino, sino del destino del Universo. Somos los creadores del Universo. No hay límite para el potencial humano. Sólo está el grado en que reconocemos esa profunda dinámica y la ejercitamos, el grado en que somos capaces de a manejar nuestro poder. Y eso está íntimamente relacionado con el plano de nuestros pensamientos.
Algunos de los más grandes maestros y avatares describen el Universo del mismo modo que el doctor Hagelin, diciendo que todo lo que existe es la Mente Universal y que no hay nada más que esa Mente única. Existe en todas las cosas. Esa Mente única es inteligencia pura, omnisciente, perfecta, lo es todo y está en todas partes. Si hay algo que sea la Mente Universal, y toda ella existe por entero en todas partes, ¡eres Tú!.
Permíteme que te ayude a comprender lo que eso significa para ti. Significa que toda posibilidad ya existe. Todo el conocimiento, los descubrimientos e inventos del futuro ya están en la Mente Universal en forma de posibilidades, a la espera de que la mente humana sintonice con ellas. Toda creación e invento en la historia de la humanidad ha surgido de la Mente Universal, tanto si la persona lo sabía conscientemente como si no.
¿Cómo podemos sintonizar con la Mente Universal? Siendo conscientes de ella y utilizando nuestra maravillosa imaginación. Mira a tu alrededor y observa las necesidades que están esperando a que alguien las satisfaga. Imagina si hubiera un gran invento para hacer esto o aquella otra cosa. Busca las necesidades que están esperando a que alguien las satisfaga. Imagina si hubiera un gran invento para hacer esto o aquella otra cosa. Busca las necesidades  e imagina y piensa en su realización. No tienes que esforzarte en hacer un descubrimiento o un invento. La Mente Suprema contiene esa posibilidad. Lo único que has de hacer es mantener tu atención en el resultado final, imaginar que se cumple esa necesidad e invocar su manifestación. Cuando pides, sientes y crees, siempre recibes. Hay una reserva ilimitada de ideas esperando a que sintonices con ellas para poder manifestarse. Tu conciencia lo contiene todo.

«La Mente Divina es la realidad única e incomparable».
Charles Fillmore




JOHN ASSARAF
Todos estamos conectados. Lo único que sucede es que no lo vemos. No hay un «allí fuera» y un «allí dentro». Todo lo que hay en el Universo está conectado. No es más que un único campo de energía.
Lo mires como lo mires, el resultado sigue siendo el mismo. Todos somos Uno. Todos estamos conectados y formamos parte de un Campo de Energía Único, la Mente Suprema, la Conciencia Única o la Fuente Creativa. Llámalo como gustes, pero todos somos Uno.
Si ahora piensas en la ley de la atracción, consciente de que todos somos Uno, verás que todo es perfección absoluta.
Comprenderás por qué tus pensamientos negativos sobre otra persona volverán a ti para perjudicarte. ¡Todos somos Uno!. No pueden hacerte daño a menos que invoques ese perjuicio emitiendo pensamientos y sentimientos negativos. Tienes libre albedrío para elegir, pero cuando tienes pensamientos y sentimientos negativos, te estás separando de esa Unidad y Bondad Absoluta. Reflexiona sobre cada una de tus emociones negativas y te darás cuenta de que todas se basan en el miedo. Proceden de pensamientos de separación y de verte separado de los demás.
La competitividad es un ejemplo de separación. En primer lugar, si eres competitivo es porque tienes una mentalidad de carencia, puesto que estás dando a entender que hay un suministro limitado. Estás diciendo que no hay suficiente para todos, por lo tanto hemos de competir y luchar para conseguir las cosas. Cuando compites nunca ganas, aunque creas que has ganado. Por la ley de la atracción, cuando compites atraes a más personas y circunstancias contra las que competir en todos los aspectos de tu vida, y al final acabas perdiendo. Todos somos Uno, por eso cuando compites, en última instancia, lo haces contra Ti. Tienes que erradicar la competitividad de tu mente y ser una mente creativa. Enfócate sólo en tus sueños, en tus visiones y elimina la competitividad en tu vida.
El Universo es el suministro y el suministrador universal de todas las cosas. Todo procede el Universo y te llega a través de las personas, circunstancias y acontecimientos por la ley de la atracción. Piensa en la ley de la atracción como la ley del suministro. Cuando emites la frecuencia perfecta de lo que quieres, las personas, circunstancias y acontecimientos perfectos se verán atraídos hacia ti.
No son las personas las que te están dando lo que deseas. Si retienes esa falsa creencia, experimentas carencia, porque estás contemplando el mundo exterior y a las personas como los suministradores. El verdadero suministro es el campo invisible, tanto si lo denominas Universo, Mente Suprema, Dios, Inteligencia Infinita o cualquier otra cosa. Siempre que recibes algo, recuerda que has sido tú quien lo ha atraído mediante la ley de la atracción, estando en la misma frecuencia que el Suministro Universal. La Inteligencia Universal que lo impregna todo ha movido a las personas, circunstancias y acontecimientos para darte eso, porque así es la ley.


LISA NICHOLS
Muchas veces nos distraemos con esta cosa llamada cuerpo y existencia física. Esto sólo contiene nuestro espíritu. Tu espíritu es tan grande que puede llenar una habitación. Eres vida eterna. Eres Dios manifestado en forma humana, hecho para la perfección.
MICHAEL BERNARD BECKWITH
Según las Escrituras podríamos decir que estamos hechos a imagen y semejanza de Dios. Podríamos decir que somos una forma más en la que el Universo es consciente de sí mismo. Podríamos decir que somos el campo infinito del despliegue de posibilidades. Todo eso sería cierto.

 «El noventa y nueve por ciento de lo que eres es invisible e intangible».
 R. Buckminster Fuller  (1895-1983)
 Fragmento del libro de Rhonda Byrne: El secreto
Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.