martes, 2 de febrero de 2010

La observacion

La Física Cuántica nos dice que el acto de observar un objeto causa
que el mismo esté allí donde y cuando lo observamos. La Energía son las
partículas subatómicas que a su vez constituyen los átomos y finalmente la
materia. Esta energía existe como ondas esparcidas por el espacio y el
tiempo. Solamente cuando se realiza una observación, las ondas se
convierten en un evento localizado en el espacio tiempo, una partícula en un
“tiempo” y un “lugar” específicos. En cuanto retiras la observación, se
convierte nuevamente en ondas. Por lo tanto, como ves, tu observación, tu
atención a algo y tú intención, literalmente crea esa cosa como un evento en
el espacio tiempo. Esto es científico. En otros capítulos veremos como el
enfoque, la concentración y el cuidado de la atención, la intención y el
pensamiento crean exactamente tu realidad.

Ningún objeto es sólido. Está hecho de paquetes de energía que
destellan rápidamente. Billones y Trillones de paquetes de energía. Aparecen
y desaparecen del espacio donde “está” el objeto. No se quedan en el lugar.
Entonces, ¿porqué un cuerpo humano ó un auto parecen objetos sólidos y
continuos cuando en realidad sabemos que son un campo de energía que
destella rápidamente? Piensa en una imagen de Televisión. Cuando miras una
película y ves una persona que pasa caminando suavemente, en realidad es
un rollo de película que gira a 24 cuadros por segundo, cada uno levemente
distinto del siguiente, de manera tal que tus ojos no detectan la brecha entre
los cuadros. Incluso cada uno de esos cuadros es una composición de
billones de fotones destellando a la velocidad de la luz. Eso es lo que es
nuestro mundo, un destello rápido que causa la ilusión de ser “sólido” y
“continuo”. Una vez que entiendes de que está hecho realmente tu mundo,
verdaderamente comienzas a comprender su verdadero comportamiento y
naturaleza. Es ahí cuando cambias tu perspectiva de él. Con tu cambio de
percepción, cambias la creación de tu mundo y ese es el primer paso hacia la
riqueza.

Suponiendo que dejáramos constantes todas las demás cosas, un

individuo y una sociedad lograrán tener riqueza y felicidad en la medida que
entiendan de que está hecho el universo y aprendan a controlar la creación.
Esa es nuestra breve introducción a la substancia de la cual estamos hechos.
No te preocupes si algo no tiene sentido – va a tener sentido más adelante, a
medida que sigas leyendo y encuentres otros temas que se le relacionen.Para
ser rico no necesitas ser un maestro de la Física Cuántica. Es suficiente con
este capítulo. El objetivo del mismo era simplemente mostrarte de que está
hecho realmente tu mundo y comenzar a mostrarte que está bajo tu control.
El resto de este libro te mostrará como ejercitar el control y leer el retorno que
te da.

Un feliz bolsillo lleno de dinero. Por David Cameron Gikandi. Traducción al Castellano de José Antonio Gómez
Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.