jueves, 15 de abril de 2010

Exito: Nunca puedes fallar.

En relación a la riqueza, no hay ninguna condición que haya sido más tergiversada que el éxito y el fracaso. Mucha gente piensa que uno puede, ó bien tener éxito ó bien fracasar. Bueno, el fracaso es otra ilusión y lo único que hay es éxito. Esta es una verdad tan profunda que deberías hacer el esfuerzo de entenderla.


Toda la vida es un éxito lleno de momentos sucesivos…
“El fracaso”, cuando se lo utiliza sin miedo como proceso de
aprendizaje es lo que elimina la debilidad y construye la fortaleza en pensamiento y carácter. Esta nueva fortaleza en pensamiento y carácter es esencial y crítica para el futuro éxito que buscas. “El fracaso” es verdaderamente un momento de éxito, un momento de éxito por derecho propio. A través del “fracaso” uno aprende como tener éxito y cual es el sabor
del triunfo final. ¿Cómo aprenderías a deleitar el dulce sabor del triunfo si no supieras como es el sabor del “fracaso”? ¿Cómo sabrías de que manera llegar al triunfo de destino sin las herramientas diseñadas para llegar?


La causa mas común del “fracaso” es la falta de una meta clara y enfocada y la falta de visualización. El universo, La Vida, literalmente carece de material para trabajar y entonces no hace nada. La vida son las imágenes de la mente, expresadas. Sin imágenes no hay expresión.


A menudo, en tu hora más obscura, yace la mayor oportunidad de ser todo lo que puedes ser. Tus peores momentos son, frecuentemente, tus mayores liberadores, tus maestros más elevados. No batalles ni los resistas cuando te llegan. En su lugar, examínalos para hallar las lecciones que contienen y la liberación que conllevan. El sufrimiento es siempre una
indicación de un pensamiento errado. No estás diseñado para sufrir. Fuiste diseñado para disfrutar de la vida.


Las ganancias y las pérdidas son dos caras de la misma moneda. A través de la pérdida, ganas nuevas cosas. A través de la pérdida conoces la dulzura de la ganancia. Sin pérdida no habría ganancia. Es la lucha contra la pérdida y la preferencia de la ganancia sobre la pérdida lo que causa sufrimiento y crecimiento retardado. Es la aceptación de la pérdida y la
ganancia tanto como un regalo y como un combustible para tu crecimiento que te va a propulsar a una mayor altura. Al final verás que esa pérdida no fue realmente una pérdida. En ese punto, cuando reconoces las ganancias que obtuviste de la pérdida, verás que la pérdida resultó en una bendición y que la
pérdida no existe. Cada pérdida es usualmente 1) El resultado de un error de pensamiento, en cuyo caso tienes la oportunidad de corregir y tener ganancias enormes o 2) No debida a tu pensamiento sino una nueva oportunidad seleccionada por tu Yo Superior diseñada para llevarte más alto, una posibilidad de descubrir una nueva y más elevada verdad.
Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.