lunes, 22 de agosto de 2011

Centrarse


No crees ningún conflicto entre extraviarte y permanecer centrado. Flota. Si sientes miedo de extraviarte, entonces existe más posibilidad de que lo hagas... porque aquello que intentas suprimir adquiere importancia.
  
 Aquello que tratas de negar se vuelve muy atractivo. Así que no crees ninguna condena a extraviarte. De hecho, ve con ello. Si acontece, deja que suceda; no tiene nada de malo. Pasa por algún motivo. A veces incluso extraviarse es bueno.
Una persona que realmente quiera permanecer centrada no debería preocuparse por centrarse. Si te preocupas, esa misma preocupación jamás permitirá que te centres, porque la preocupación nunca puede estar centrada... necesitas una mente no preocupada, relajada. De modo que extraviarse está bien, no tiene nada de malo.
Deja de luchar con la existencia. Deten todo conflicto y la idea de conquista... rindete. Cuando uno se rinde, ¿qué se puede hacer? Si la mente se extravía, ve; si no va, también está bien. A veces estaras cen­trados y a veces no. Pero en lo más hondo siempre permaneceras cen­trados porque no hay preocupación. ¿Me sigues? De lo contrario, todo puede convertirse en una preocupación. Entonces extraviarse se convier­te en una especie de pecado que no se ha de cometer... y así se vuelve a crear el problema.
Jamás crees una dualidad dentro de vosotros. Si decides ser siempre sincero, entonces habrá una atracción hacia lo no sincero. Si decides ser no violento, entonces la violencia se convertirá en el pecado. Si decides ser célibes, entonces el pecado será el sexo. Si tratas de estar centrados, extraviaros se convertirá en el pecado... ese es el modo en que todas las religiones se han convertido en estupideces.
Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.