martes, 20 de septiembre de 2011

Cree en lo que veas.


Nunca creas en nada a menos que lo hayas experimentado.
Nunca te formes prejuicios, aunque todo el mundo diga que es así, a menos que tu mismo te lo hayas encontrado.
  
 En la India hubo un gran místico, Kabir, que decía: Nunca creas en tus oídos... solo cree en lo que veas. Todo lo que has oído es falso. Todo lo que has visto es verdadero.
Esto habría que tenerlo siempre en cuenta, porque somos seres humanos y tendemos a pronunciar falacias. Formamos parte de este mundo loco, y esa locura está dentro de cada ser humano. No hay que permitirle que te abrume. Uno debe recordar continuamente. Y si se puede conseguir esto... Es arduo, porque los prejuicios son muy cómo­dos y fáciles; no hace falta pagar por ellos. La verdad es costosa, preciosa, y hay que pagar mucho. De hecho, debes poner tu vida en juego. Entonces llegas a ella. Pero solo la verdad libera.
Así que al observar a otras personas y el funcionamiento de sus men­tes, recuerda siempre que el mismo tipo de mente también está oculto en ti. Así que nunca le prestes atención. Te convencerá; discuti­rá, tratará de convencerte. Simplemente dile: Lo veré por mí mismo. Todavía estoy vivo. Puedo encontrar todo lo que sea necesario.



Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.