martes, 6 de septiembre de 2011

Permanece inexplicable


No todo en la vida necesita ser explicado. No tenemos la responsabilidad de explicarlo todo. Uno puede permanecer inexplicable.
  
 Todo lo profundo siempre es inexplicable. Aquello que puedes explicar será muy superficial. Hay cosas que no puedes explicar.
Si te enamoras de una persona, ¿cómo puedes explicar cómo te has enamorado? Sea lo que fuere lo que respondas, parecerá estúpido: por su nariz, por su cara, por su voz... Todo eso no parecerá merecedor de ser mencionado, pero hay algo de eso en la persona. Esas cosas pue­den estar, pero ese algo es mayor que todo lo demás. Ese algo es más que el total.

Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.