jueves, 4 de febrero de 2010

Como plantear metas ?

Ten cuidado en cómo te pones fechas límites. El tiempo no existe como un absoluto. La Física Cuántica, nuestra espiritualidad y nuestro entendimiento de toda la eternidad nos dicen que el único tiempo que sólo. Existe verdaderamente es el Ahora y el único lugar es Aquí. Aquí, Ahora. Por ejemplo, imagínate que tienes la meta de volverte millonario ó multimillonario en un año. Piensa sobre esto: ¿porque elegiste un año? Es una fecha límite muy arbitraria. Es simplemente como “agarrar” una fecha. Es posible que La Fuente pueda crear ese millonario o multimillonario en un instante. Nada es difícil para La Fuente, Dios. Entonces, ¿porque poner una fecha al azar para el cumplimiento de lo que puede ser alcanzado en un abrir y cerrar de ojos ó en un momento que está mejor adaptado a ti y sobre el que no pensaste? El ponerte fechas límites también introduce miedo y duda (¿lo vas a poder cumplir para esa fecha?) y muchas veces lo único que consigues es que te frene (¿Qué pasa si lo pudieras haber logrado mucho antes pero tu mente continúa mirando hacia esa lejana fecha?). Esto también causa que te sea difícil desapegarte lo cual es crucial para que el infinito e impredecible poder de organización que tiene La Fuente, funcione en forma óptima. Por otra parte, el decir “algún día voy a ser millonario o multimillonario” tampoco es bueno; es aún peor. En lugar de ello, piensa en el momento presente como el único tiempo que existe. Míralo y conócelo como el único tiempo real. “Ahora Yo soy millonario”. Ahora. Yo soy. Esa es la manera en que siempre deberías pensar, actuar, hablar y sentir sobre cualquier cosa. Cuando la gente te pregunte cuando, diles pronto. Jesús siempre decía “pronto” cuando alguien le preguntaba “cuando”. Pronto se adapta mucho mejor al esquema del “Ahora, Aquí” que establecer una fecha específica. En tu mente, todo es Ahora, el convertirse en algo, siempre ha sido.

Recuerda, incluso la Física Cuántica prueba que el tiempo no es lo que tú piensas. Cuando dices “Ahora Yo soy millonario” y la evidencia física que te rodea no lo muestra, no significa que te estés mintiendo a ti mismo. En realidad el momento presente contiene toda la existencia en todas las posibilidades, todas al mismo tiempo, incluyendo la de que tú eres rico. Esa afirmación es verdadera, son los ojos los que mienten. Einstein dijo una vez que no importa que tan persistente pueda ser la ilusión del tiempo, la ilusión de pasado, presente y futuro sigue siendo una ilusión.


Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.