viernes, 19 de marzo de 2010

Condiciones ó Circunstancias: Son ilusiones fantásticas

Una vez tuve un sueño bastante complejo. Estaba en un idioma que era, digamos simbólico, pero sin palabras sería la mejor manera de describirlo.


Fue uno de esos sueños que uno tiene cuando se está por despertar, medio dormido y medio despierto. Yo me daba cuenta de lo que estaba sucediendo.


Una pared de color naranja apareció frente a mí y empecé a prestar atención.


A continuación, apareció una escritura que parecían ser símbolos pero que yo podía de alguna manera leerlo durante el sueño, “las palabras” comenzaron a aparecer y decían algo como “La influencia de las circunstancias no existe. Se crea…” (Y después la discusión siguió durante bastante rato). Una voz de
conocimiento siguió leyendo en un idioma parecido a una vibración mientras que yo miraba y entendía. El mensaje tenía alrededor de cinco oraciones de un conocimiento muy completo y sensible. Terminó en segundos y rápidamente me levanté y saqué mi cuaderno para tratar de escribir nuevamente las palabras exactas. Pero en el momento en que me empecé a desesperar para encontrar una lapicera, perdí las palabras exactas. De cualquier modo, su composición no era lineal como las frases de este libro.


Sin embargo pude, por supuesto, retener la comprensión aunque perdí las palabras exactas. La esencia de ese mensaje está en este capítulo. Es un poco más fácil entenderlo si alguna vez entendiste la naturaleza real del tiempo y de la física cuántica. Una vez que entiendes completamente el tiempo comprenderás que es una ilusión científica. Einstein y otros científicos brillantes nos han mostrado como opera en realidad el espacio-tiempo.


Comprobamos como todo, el pasado, el presente y el futuro, todos existen en el eterno momento del Ahora. Pero siendo pequeños participantes dentro de este momento, experimentamos una sensación de tiempo a medida que pasamos junto a otros participantes en el continuo.


Tal como vemos en la Física Cuántica, la “sopa” cuántica es bastante literalmente todas esas cosas y opciones que pueden existir y existen al mismo tiempo. En otras palabras, todo lo que te puedas imaginar, y más, ya existe y existe en este momento del Ahora. ¡Todo! Entonces, un yo rico y un yo no rico de ti existen simultáneamente, pero tú estás experimentando sólo uno de ellos, estás conciente, despierto y dándote cuenta de uno de ellos.


Muy bien, es hora de ponerse la gorra de pensador. Aquí vamos: si todo existe simultáneamente, en este preciso instante, ¿puedes ver como las condiciones no existen como propiedades reales del universo? Si todos los posibles desenlaces existen, ¡¿Cómo puede haber una condición en contra de que ciertos desenlaces existan, cuando en realidad ya existen?! Mira, hace solo un momento, leíste la última oración. Ya la leíste. ¿Como puede entonces haber una condición de que no la has leído cuando en realidad ya la has
leído? No es posible. Entonces, debido a que todo es posible, todo es concebible, todo ya existe, no es posible que haya una condición de no existir, en contra de su ya existencia. Tu “ser rico” ya existe científica y
espiritualmente. Todo lo que necesitas hacer es desplazar tu conciencia hacia esa parte del Ser que es rica. No hay condiciones ó circunstancias para que exista esa parte; nada puede impedirle existir porque ya existe, pero tu puedes crear otros desenlaces que parecen circunstancias. Por ejemplo, otra cosa que existe pero podrías no estar viviéndola es no ser rico materialmente, tu postergar ó sentir que estás fuera del momento adecuado, tu ir al casino y meterte en el hábito del juego, estar en un país pobre, no tener educación, etc.


Todas estas son existencias independientes que se oponen a la existencia de la riqueza. Pero debido a que existen no significa que la existencia rica no exista ó exista en función de otras existencias. La gente comete un error al decir “bueno, si yo hubiese nacido en una familia acaudalada, ó en un buen país, ó con un determinado don ó conocimiento, ó si yo hubiese estudiado en tal ó cual universidad, ó si tal ó cual cosa me hubiese sucedido… entonces


sería rico” Están suponiendo que la riqueza tiene una condición pero denominan como condición a lo que en realidad es otra existencia independiente. En otras palabras, puedes llegar a la riqueza con ó sin tener
que pasar por la así denominada condición. No necesitas satisfacer esas condiciones para ser rico. Cuando crees en las condiciones ó circunstancias entonces allí te aparecerán. Hay innumerables caminos hacia la riqueza y las condiciones son sólo uno de esos caminos – es tu decisión desear ó no pasar a través de las condiciones. Inclusive el tiempo, que parecería ser como una condición, no lo es. La gente piensa que se necesita mucho tiempo y edad para volverse rico y naturalmente les sucede de esa manera pero no tiene
porque ser así.


Todo lo que es concebible existe; puedes entender esto sólo si comprendiste la naturaleza del tiempo, de los cuantos y del espíritu. Las condiciones no son sentencias “si tal cosa-entonces tal otra” que separan el
tener con el no tener. Son simplemente otro desenlace de un infinito número de desenlaces. No existen como condiciones; existen como otra posible existencia. No tienes que pasar a través de las condiciones pero si crees en ellas las creas y entonces, por supuesto, las vas a vivir.


Lo importante que hay que saber es que, aún científicamente, las condiciones no existen como si fuesen sentencias “si tal cosa- entonces tal otra cosa”, como requerimientos a través de los cuales tienes que pasar, ó como trampas en las que has nacido y te debes quedar, ó como cosas que de las cuales puedes escapar usando ciertas acciones y obteniendo cierta ayuda que está fuera de ti. La influencia de las circunstancias no existe. Hemos diseñado la influencia de las circunstancias por nosotros mismos. Lo que tú llamas una condición no es una condición- es simplemente otra de las infinitas posibles existencias y no te excluye de tener otra existencia.
Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.