martes, 11 de mayo de 2010

Todo en el mundo es un regalo

Una forma fácil de entender que todo el mundo es un regalo y de que todos somos responsables como una mente unificada en el campo mental es pensar en Hitler. ¿Cómo pudo Hitler haber sido un regalo para nosotros?
Primero, date cuenta de que él nunca podría haber llegado al poder sin la aceptación del mundo como un todo. El mundo creó las condiciones necesarias para que el ascendiera. Cuando él subió al poder, el mundo dijo “no es problema nuestro, no nos importa lo que Hitler esté haciendo con esa gente mientras que nosotros estemos bien”. Lo que causó Hitler fue esa ideología separatista, combinada con la forma en que nuestro estado colectivo del ser había creado un estado fértil en el mundo para que él creciera y prosperara. El no lo podría haber hecho sólo, una sola pequeña persona contra el mundo. Necesitó de la cooperación conciente e inconsciente del mundo. No puedes culpar a Hitler de victimizar al mundo sin culpar al mundo como creador de circunstancias para ser victimizados. Hitler nos permitió experimentar un aspecto negativo de nosotros mismos. Ahora estamos menos propensos a entrar en guerras mundiales. Sabemos que no es una buena idea. También estamos menos propensos a ignorar las situaciones apremiantes de los demás y a actuar de manera separatista y despreocupada. Hitler nos permitió corregir, hasta un cierto punto, la ilusión de la separación.
Todo el sufrimiento proviene de la creencia en una ilusión. La verdad te hace libre. Todos a tu alrededor y todo lo que hacen es un regalo para ti que te permite conocerte a ti mismo y redefinirte a ti mismo. Estás en el punto de causa de tu mundo.
Una vez que entiendas como una persona tan “mala” como Hitler puede ser un regalo y como una persona como él es causada por el mundo que lo rodea de manera tal de que el mundo pueda experimentar su mente y creencias, entenderás un gran secreto hacia la riqueza. Cuando entiendas que Hitler actuó como espejo del mundo, un conjunto de pequeños trozos de indiferencia, creencia en la superioridad y separación de cada persona en el mundo de ese entonces, entenderás como tú puedes ser un conjunto concentrado de riqueza para el mundo. En otras palabras, no temas soñar en grande, de soñar con grandes riquezas y de creer que puedes tener una gran riqueza. El mundo se ocupará de que así suceda y de hecho te hace tener esos grandes sueños en la medida que tú quieras tenerlos. Tienes todo el apoyo, sea cual fuere el camino que elijas tomar.
Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.