martes, 12 de julio de 2011

Muchas Enfermedades: Una Sola Recetas


Has intentado no ponerte furioso, lo has decidido un montón de ve­ces, pero sigue ocurriendo. Has intentado no ser codicioso, pero una vez tras otra caes en la trampa. Has intentado toda clase de cosas para cambiar, pero nada parece dar resultado. Sigues siendo igual.
Y aquí estoy yo diciéndote que existe una llave sencilla: la con­ciencia. No te lo puedes creer. ¿Cómo va a -ayudarte la conciencia, la simple conciencia, cuando ninguna otra cosa ha servido de ayu­da? Las llaves son siempre muy pequeñas; las llaves no son cosas grandes. Una llave pequeña puede abrir una puerta muy grande.

Cuando la gente le preguntaba a Buda: «¿Qué debemos hacer para no enfurecemos, o qué debemos hacer para no ser codiciosos, o qué debemos hacer para no estar tan obsesionados con el sexo o con la comida?» su respuesta era siempre la misma: «Hazte cons­ciente. Pon conciencia en tu vida.»
Su discípulo Ananda, que escuchaba las preguntas de todo tipo personas, con problemas muy diferentes, y veía que la receta del médico era siempre la misma, estaba confuso. Y preguntó: «¿Qué pasa contigo? Vienen con diferentes tipos de enfermedades -unos con codicia, otros con sexo, otros con comida y otros con otras co­sas- pero tu receta es siempre la misma.» Y Buda dijo: «Sus enfermedades son diferentes... porque la gente puede soñar diferentes sueños. Si dos personas se duermen, pueden te­ner dos mil sueños. Pero si venís a mí y me preguntáis cómo libraros de este sueño, la medicina será siempre la misma: ¡Despierta! No va a cambiar; la receta será siempre la misma. Podéis llamarlo conciencia, podéis llamarlo ser testigo, podéis llamarlo recordar, podéis llamarlo meditación... son diferentes nombres para la misma medicina.»
Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.