sábado, 3 de septiembre de 2011

Algo mas elevado que el sexo


La gente ha olvidado por completo que el sexo no es nada comparado con esa fusión que acontece cuando yacen juntos en un profundo amor, en una profunda reverencia, en oración.
  
 Cuando la energía física no se halla sexualmente involucrada, se eleva a altitudes superiores. Puede alcanzar lo definitivo, el samadhi. Pero la gente lo ha olvidado por completo. Cree que el sexo es el fin. El sexo solo es el comienzo. Así que recuerdalo.
Siempre que amas a alguien, cerciórate de nacer juntos en un pro­fundo amor y alcanzaras orgasmos más elevados, sutiles y profundos. Así es como poco a poco surge el celibato. Lo que en la India llamamos brahmacharya, el celibato real, no va contra el sexo: es más elevado que el sexo, más profundo. Es más que el sexo. Sea lo que fuere lo que pueda proporcionar el sexo, lo brinda, pero también aporta más. De modo que cuando sabes cómo emplear vuestra energía en un nivel tan elevado, ¿quién se molesta con los espacios inferiores? ¡Nadie! Entonces no es contra el sexo.
No digo que te desprendas del sexo. Digo que a veces te permitas espacios puros de amor donde el sexo no es una preocupación. De lo contrario, seras atraído de vuelta a la Tierra y jamás podrías volar al Cielo.

Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.