martes, 11 de octubre de 2011

La entrega


En lo más hondo, te gustaría entrar en una entrega total en la que todas tus preocupaciones, quedaran disueltas y simplemente pudieras descansar Pero tienes miedo; todo el mundo tiene miedo a entregarse.
  
 Por lo general creemos que somos alguien... ¡y no somos nada! ¿Qué es lo que vas a entregar? ¿Qué tienes para entregar? Simplemente un ego falso, la idea de que eres alguien. No es más que una ficción. Entregas la ficción y te vuelves real. Entregas aquello que en realidad no tienes y entonces te vuelves aquello que eres.
Pero uno se aferra, porque toda la vida nos han educado para ser independientes. Toda la vida nos han educado y programado para luchar, como si la totalidad de la vida no fuera otra cosa que la lucha por sobrevivir.
La vida se conoce solo cuando empiezas a entregarte. Entonces no luchas, comienzas a disfrutar. Pero en Occidente, el concepto del ego es muy, poderoso y todo el mundo intenta conquistar algo. Incluso la gente habla de conquistar la naturaleza. ¡Una absoluta necedad! Somos parte de la naturaleza; ¿cómo podemos conquistarla? Podemos destruirla; no conquistarla. Poco a poco estamos destruyendo la totalidad de la natu­raleza, perturbando la ecología.
No hay, nada que conquistar. De hecho, uno ha de ir con la natura­leza, en la naturaleza, y dejar que esta sea.


Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.