martes, 8 de noviembre de 2011

ALGO QUE COMPARTIR


El amor es una relación entre otra persona y tu. La meditación es una relación entre tu y tu mismo. El amor es hacia fuera, la medita­ción es hacia dentro. El amor es compartir. Pero ¿cómo puedes compartir si no lo tienes en primer lugar? ¿Qué vas a compartir?

  
La gente tiene ira, celos, odio, así que en nombre del amor, poco a poco empieza a compartir esas cosas, porque es eso lo que tiene. Cuando se acaba la luna de miel y te desprendas de las máscaras y la realidad cobre vida y te vuelvas real, entonces, ¿qué compartiras? Aquello que tienes. Si es ira, entonces será ira; si es posesividad, entonces será posesividad. Luego surge la lucha y el conflicto y cada uno intenta domi­nar al otro.
La meditación te dará algo que se podrá compartir. La meditación te brindará la calidad, la energía que pueden convertirse en amor si están relacionados con alguien. Por lo general no posees esa cualidad. Nadie la tiene. Debes crearla. El amor no es algo con lo que naces. Es algo que teienes que crear, algo en lo que tienes que convertirte. Es una lucha, un esfuerzo y un gran arte.
Cuando tengas un amor que rebose, entonces podras compartir. Pero eso únicamente puede suceder cuando te relacionas con tigo mismo. Y la meditación no es otra cosa que aprender a relacionarse con uno mismo.

Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.