martes, 15 de noviembre de 2011

Recuerda


¡Todo es divino! Deja que esto sea el primer elemento fundamental en tu vida... puede cambiar tremenda, completamente.
Así que a partir de este momento recuerdalo tanto como puedas.


 Es natural que lo olvides muchas veces; que no te preocupe. En cuanto vuelvas a recordarlo, deja que esté ahí. No te atormentes por haberlo olvidado una hora. Es natural... es un viejo hábito; durante muchas vidas hemos vivido en ese hábito. Así que es natural. No te atormentes, no te sientas desdichado y culpables. Si puedes recordarlo aunque sea durante unos segundos en veinticuatro horas, bastará... porque la verdad tiene tanto potencial, es tan poderosa, que una pequeña gota de verdad es suficiente para destruir todo tu mundo de ausencia de verdad. Un simple rayo de luz es suficiente para destruir la oscuridad de miles de años.
De modo que no se trata de una cuestión de cantidad, recuerdalo. No es una cuestión de que recuerdes durante veinticuatro horas... ¿cómo podrías hacerlo? Jamás pido algo que es imposible, únicamente lo que es posible. Poco a poco, te empujo más y más, y un día, de repente, ves que lo imposible se ha vuelto posible.

Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.