lunes, 15 de marzo de 2010

Certeza: La más poderosa fuerza y antídoto contra el fracaso

La certeza, la fe, la creencia es una parte necesaria para crear riqueza ó cualquier otra cosa. Es lo que le da al universo la vía libre para hacer lo que deseas hacer. Como ves, no puedes convertirte en un estado sin tener certeza, ya que sin ella ese convertirse sería no convertirse. No puedes ser feliz si estás inseguro de que eres feliz. No puedes crear metas sin la certeza, no sólo de su precisión sino también de que se te van a volver realidad. Inclusive el hablar y actuar sin certeza no tiene poder.


Muchos maestros de muchas religiones en todas las edades han enseñado que tengamos fe, que tengamos certeza. Esto no es nuevo. Pero ahora comprobarás porqué siempre nos han enseñado esto y ver como crear y expandir tu fe, algo que hasta ahora ha sido huidizo para muchas personas. Recuerda, a medida que lees, que la fe es muy similar a un estado, a ser. No se puede hablar de fe, hacer fe, solamente puedes ser fiel, seguro. La forma de hacerlo es simplemente decidir ser seguro, así de simple, no dejando que te vengan otras contradicciones. De cualquier manera, procedamos y esto se volverá más fácil y más claro.


La última parte de conseguir fe es entender como funciona el universo. En los capítulos de Física Cuántica, Tiempo y Causa y Efecto, verás como funciona el universo y esto te dará la fe ya que ahora sabes exactamente lo que sucede detrás de la escena. Una vez que entiendas como funciona, creerás.


Todo es posible en la medida que tengas certeza…


En la medida en que tengas fe y claridad de pensamiento, las cosas son posibles ó imposibles, pero en la realidad, nada es imposible.


Cree. En realidad, sé seguro.


La persistencia alimenta la fe. Puedes usar la persistencia para aumentar tu fe y a través de la fe tienes persistencia. Persistiendo, aún cuando parece que deberías darte por vencido, aumenta tu fe en el desenlace y lo atrae. Esta es una decisión conciente que tomas ya que la fe permite la persistencia. Es un círculo apretado. No puedes lograr demasiado si persistes pero continúas diciéndote que no va a funcionar. La persistencia es un paso levemente delante de la fe ya que puedes usarlo para construir fe, pero cada paso que la persistencia toma tiene que ser continuado por un paso en la fe.


La persistencia, literalmente, rinde beneficios. Nada es verdaderamente imposible.
Elimina todos los pensamientos de duda y temor. Nunca los alimentes ni siquiera por un instante. Sé diligente, atento y date cuenta de tus pensamientos simplemente decidiéndolo. Cada vez que te pescas dudando ó teniendo miedo, para en seco esos pensamientos, no los dejes progresar. No los fomentes pero no los resistas. En su lugar, míralos concientemente, desapegado, como un observador no comprometido. Mira lo que son, de donde vienen, porque razón te vienen y cuanto te duran. Observándolos de ésta manera, serás capaz de ponerte detrás de ellos, averiguar sus causas, sus obscuros orígenes, ponerlos a la luz y finalmente eliminarlos.

El miedo y la duda son los únicos enemigos de tus sueños y de tus visiones.

Certeza. Aún de cara frente a la evidencia en contra, sé seguro, cree, ten fe.

¿Qué si lo puedes? Todo es posible para aquél que cree. – Jesucristo





Confianza. Certeza. Créelo totalmente, en forma incuestionable. En el mundo de Dios, la certeza es lo único que realiza. Es la sustancia de los milagros. Esta fuerza mueve montañas.

Duda, confusión, miedo y preocupación tienen parcialmente sus raíces en una persona que no sabe lo que desea ser y tener.

Las oportunidades y habilidades que tienes en este momento, aquí, son enormes e incalculables. En otras palabras, no puedes salir corriendo. Tu creencia es tu único límite real.


Se te dará en tanto creas. En el sentido real, no es que Dios recompense a aquellos que tienen fe. Lo que sucede es que el universo mueve los bloques constructivos, las partículas cuánticas, dependiendo de la información que recibe y de la certeza de esa información. Esto es tan científico como espiritual.

El miedo es falsa evidencia pasándose por real. En realidad, no hay absolutamente nada de que temer, por que tu Ser lo tiene todo y es indestructible. Tu Ser está diseñado para no carecer de nada ya que ya lo
tiene todo. Es asimismo indestructible, pero su manifestación aquí en la Tierra, viene con muchas ilusiones y uno de tus propósitos es superar esas ilusiones. Una de esas ilusiones es la de que no existe la abundancia. Hoy en día sabemos en forma científica, gracias a la Física Cuántica y a la espiritualidad, que lo único que hay es abundancia tal como fuimos aconsejados por los maestros durante siglos. Si alguna vez te pescas
temiendo a algo, sabe que es una ilusión y busca hasta averiguar que es lo que es esa ilusión ya que en realidad no hay nada de que temer.


No tener dinero es temporal. Lleva consigo grandes lecciones y oportunidades para el cambio positivo. No le tengas miedo a no tener dinero.


No es necesario llegar al punto de no tener dinero, pero si te encuentras que no lo tienes, no te preocupes. Mira hacia las lecciones y oportunidades que contiene. El miedo de quedarse sin dinero es una enfermedad terrible. Se roba las oportunidades de crecimiento, impide que la gente intente cosas nuevas y los mantiene ocupados. El miedo atrae también aquello a lo que se le teme y el miedo a la pobreza crea pobreza. Aún así no hay nada de que temer excepto al miedo mismo.
Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.