martes, 4 de mayo de 2010

La conciencia colectiva

Pregúntale a la gente que vivió la segunda guerra mundial. Si la gente no hubiese dicho desde el principio “A mí no me interesa, no es mi problema”, Hitler no hubiese llegado tan lejos como lo hizo y la gente no tendría que haber sufrido los bombardeos y la caída de la economía causada por la guerra. Para poder existir Hitler necesitaba la conciencia colectiva de “No me importa, yo estoy separado”. Si realmente te interesa volverte rico y seguir siendo rico es mejor que comiences a poner cuidado sobre el mundo. Es por tu propio bien.


El comercio que no se construye basado en beneficio mutuo conduce al desequilibrio, ausencia de paz y finalmente a la guerra. Sea que tu seas una persona, una corporación ó una nación, si estás obteniendo súper ganancias a expensas de la persona con la que estás haciendo negocios te vas a
terminar dañando de alguna manera, algún día, de la misma manera que has perjudicado a tu socio comercial. Esto es evidente en el mundo y predecible por la ley de causa y efecto.
La paz es el mayor incentivo para la prosperidad y está en tu propio interés, para tu propia prosperidad, promover la paz. Una forma de hacer esto es comerciar con justicia en tu propio negocio y siempre que puedas, buscar corregir negocios injustos en el mundo. En el grado de que tengas paz, tendrás prosperidad. En otras palabras, cualquiera sea el nivel de prosperidad
en el que estés hoy en día, serás cada vez más próspero si tienes más paz.


Esto es verdad, tan ridículo como te pueda sonar, incluso para aquellos que están en el negocio de las armas. Por ejemplo, la industria y la maquinaria militar en el mundo es uno de los mayores consumidores de presupuestos. Cada segundo y minuto se gastan millones de dólares en provisiones militares. Todo esto sería innecesario si hubiese paz. Los gastos militares no circulan por la economía como lo hacen la mayor parte de los demás gastos. Es mayormente dinero
muerto. Observa los asombrosamente caros armamentos nucleares que se están destruyendo ahora. Esos millones de dólares gastados cada minuto se podrían haber gastado en otras actividades que son realmente productivas y circulan en la economía. Aún si se gastaran para garantizar la supervivencia e igualdad de oportunidades para los pobres y desaventajados alrededor del mundo, el darles la oportunidad de poner en marcha un negocio en lugar de
trabajar todo el día por una rodaja de pan, el mundo entero sería próspero.
Sería muchas veces más próspero. Imagínate si los miles de millones de personas bajo la pobreza se convirtieran en ciudadanos productivos con poder de compra: ¿No se beneficiaría tu negocio? Esto es posible si el gasto militar fuese dirigido, en su lugar, a esta causa. Aquellos que se benefician ahora con el negocio de las armas estarían en otro negocio en un mundo que
sería docenas de veces más próspero que el actual.
La paz es prosperidad mientras que la guerra no lo es. Si quieres una prueba viviente mira a Estados Unidos. Aún Estados Unidos llegó a combatir contra sí mismo hasta que se unió en una nación y detuvo las guerras entre sus propios estados. Ahora es próspero mayormente debido a su paz interna, cooperación y libre comercio bajo un sistema de protección legal casi igualitario para todos dentro de sus fronteras. La Unión Europea se está dando cuenta de eso y buscando hacer lo mismo. De igual manera otras iniciativas alrededor del mundo, Asia, América Latina, Oriente Medio y África en todo el mundo, pero en diferente medida y velocidad. Por lo tanto en tus
propios negocios, promueve la paz a través del comercio justo, aún cuando tengas la oportunidad de ser injusto. En los eventos de tu comunidad, país y mundo, ve lo que puedas hacer para promover el comercio justo y la paz. Esto es para tu propia prosperidad.
-
Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.