martes, 4 de mayo de 2010

Tu mundo es una ilusión creada para tu beneficio.

Nada en tu mundo es real. Nada de lo que ves es real. Es una ilusión creada para tu beneficio de tal forma de que puedas vivir tus pensamientos y estados del ser de primera mano y refinarlos, mejorarlos (por eso se dice que el sufrimiento es un indicador de pensamiento equivocado). Ser, pensamientos, palabras y acciones lo crean. Cambia tu mente y cambiarás el mundo. Cambia tu ser y cambiarás el mundo.


Aquí va un atajo para resolver problemas, incluyendo problemas financieros. Cuando te encuentres con una situación confusa, poco clara y problemática, mírala y di “Eso soy yo” y acéptalo de corazón porque tú lo has causado y la separación es una ilusión. Luego, pregúntate a ti mismo, ¿Por qué soy eso? Toda la confusión y miedo desaparecerá y las soluciones automática-mente comenzarán a aparecer frente al darse cuenta del “Yo soy eso”. Esto se aplica a cualquier situación y en realidad no sólo a un problema.


¿Has notado como funcional la vida como un gran y complicado espejo? Lo que tú le haces a los demás, te lo haces a ti mismo. Si quieres ser feliz, haz feliz a los demás. Si quieres ser libre, libera a los demás. Usa este mismo principio en tus negocios y serás capaz de elegir lo que retorna.


Las interconexiones entre toda la vida y el sistema de causa y efecto son extremadamente complejas, eficientes, efectivas y transformadoras. Una causa extremadamente pequeña en apariencia podría tener un efecto enorme en el futuro (ó en el pasado, ó en el presente) Los físicos tienen una hermosa manera de explicar esto en forma simple. Le llaman el “Efecto Mariposa”. James Gleick, en su libro Caos, explica el Efecto Mariposa como”la noción de que una mariposa, batiendo el aire hoy en Pequín puede transformar un sistema de tormenta el mes que viene en New York” y este es un ejemplo simple. Todo es una causa y tiene un efecto. Todo tiene un efecto que tuvo su causa. Una gigantesca reacción en cadena no está atada por el tiempo, espacio y forma. En el caso de la riqueza, el efecto es, ó bien pobreza, ó bien riqueza. Date cuenta de los pensamientos y de sus probables efectos. Un  pensamiento en particular ¿es probable que conduzca a la riqueza ó a la pobreza? No existen cosas tales como un pensamiento en vano, palabra, acción ó estado del ser.
Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.