viernes, 23 de septiembre de 2011

La realidad


Primero uno ha de darse cuenta de que lleva una falsificación, una moneda falsa. Desde luego, te entristece. Sientes como si hubieras perdido algo... pero jamás lo tuviste.
  
 Por ejemplo, la gente simplemente piensa que tiene compasión. Esta es una cualidad muy rara. Le llega solo a un alma muy elevada y desarrollada. La simpatía es posible, pero la compasión es algo de muy alto nivel. Pero cuando llegues a sentir que no tienes ninguna compasión, entonces existirá la posibilidad de que la tengas.
Ese es el problema con las cosas falsas: si tu bolsillo está lleno de monedas falsas y crees que eres rico, ¿por qué preocuparte? En cuan­to descubres que eres mendigo y que todas las monedas son falsas, de pronto te sientes triste porque todo el dinero está perdido. Pero ahora puedes averiguar modos de dónde y cómo conseguir el verdadero dinero. Ahora mismo no puedes realizar la distinción entre lo que es real y lo que es irreal, pero más adelante, cuando surja una conciencia muy inte­grada, podrás disponer de la distinción entre lo que es real y lo que es irreal; no antes.
No es que en tu vida unas pocas cosas sean reales y otras pocas irreales. En este estado, cuando el hombre no es consciente, todo es irreal como un sueño, aunque todo parece real.
En otro estado, cuando el hombre despierta, se convierte en un Buda, entonces todo es real; nada es irreal. De modo que no es que unas pocas cosas son reales y otras pocas irreales. Si no eres conscientes, todo es irreal. Si eres conscientes, todo es real. Pero podrás saber que era irreal solo cuando estés despierto, no antes.


Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.