jueves, 29 de septiembre de 2011

Usa tu sueño como meditacion


El sueño es divino, más que cualquier otro momento en las veinticuatro horas. Y si uno se queda dormido mientras medita, la meditación no deja de resonar en las capas del inconsciente.
  
 ¿Te habras dado cuenta de que cualquiera que haya sido tu último pensamiento por la noche, será el primero que tengas por la mañana? Prestale atención... el último, el último de verdad, cuando te quedas dormido. Te hallas justo en el umbral... el último pensamiento siempre será el primero que tengas cuando vuelvas a estar en el umbral y salgas del sueño.
Por eso todas las religiones han insistido en una oración antes de irnos a dormir, para que el último pensamiento sea sobre la plegaria y esta se hunda en nuestro corazón. Toda la noche permanece como un aroma a tu alrededor, llena tu espacio interior, y por la mañana, cuan­do despiertes, de nuevo está ahí.
Ocho horas del sueño se pueden emplear como meditación. El hom­bre moderno ahora no dispone de mucho tiempo, pero esas ocho horas de sueño se pueden transformar en una meditación. Y la totalidad de mi enfoque es que todo se puede usar y debería usarse... ¡incluso el sueño!

Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.