lunes, 3 de octubre de 2011

Que es el ego y como nos influencia


-      “El ego, en primer lugar, es el que nos sabotea en esta vida. Tenemos un alma, un cuerpo y un ego. El ego, antes que nada, es un invitado en el cerebro. Se la pasa diciendo pensamientos negativos. Siempre nos lleva a bajar la calidad y eso significa que nos empequeñecemos. Se la pasa diciéndonos: tu eres demasiado gordo, demasiado petiso, demasiado feo… que nos somos lo suficiente, que no valemos suficiente, que no sabemos lo suficiente, que no sabemos lo que estamos haciendo.    El ego nos hace sentir pequeños. Tiene que reducirnos constantemente, se genera una tensión con el ego. Al ego le gusta hablar sin parar utilizando la mente y dispara tantos pensamientos que uno no puede concentrarse. Y el ego tiene distintos modos de alimentarse. Recuerda que es un invitado en nuestro cerebro, es como un extraño de nuestro cerebro. No es realmente parte de nosotros, aunque lo es.”

  
-      Wayne W. Dyer en su libro “Tu yo sagrado” nos dice que hay distintas “interpretaciones de la palabra ego. Algunas la consideran la parte inconciente de nosotros mismos, principalmente dedicada al odio, la malicia y la destrucción. El ego se ha descrito también como algo que siempre está adentro de nosotros, controlando nuestras vidas cotidianas, y que poco podemos hacer para cambiarlo. Otros definen al ego como el aspecto exclusivamente físico de nuestra realidad, como opuesto a la parte espiritual o superior que definimos como alma.
Cuando yo hablo de ego no me refiero a ninguno de estos aspectos. Yo considero al ego como la idea que cada uno de nosotros tiene de sí mismo. Es decir, que el ego no constituye más que una ilusión, pero una ilusión que ejerce una gran influencia.”
Este autor plantea algunas características definitorias del ego:


·  EL EGO ES SU YO FALSO


 “Su yo verdadero es eterno. Es la fuerza de Dios que habita en usted y le proporciona la energía necesaria que ande por ahí arropado por lo que llamamos cuerpo. Creer que usted es sólo su yo físico, el cuerpo que contiene la  energía, es una creencia falsa.
No es necesario repudiar al ego cuando se reconoce como un yo falso. Lo que en realidad se esta reconociendo es que el ego representa una idea de su yo que no concuerda con su verdadera identidad espiritual.
Estamos mas acostumbrados a pensar que somos un cuerpo con un alma que a darnos cuenta de que somos un alma con un cuerpo. El que usted se vea según el ego(haciendo hincapié en usted como un ser físico) es una forma de amnesia, que se cura cuando reconocemos quienes somos en verdad”


·  EL EGO CRECE AL CONSUMIR:


“El falso yo le bombardeara constantemente con la idea de que tiene que tener mas con el fin de obtener la paz el ego le empuja hacia los signos externos del valor y se siente amenazado por la noción de que usted pueda hallar paz en su propio interior.
Este impulso a mirar hacia el exterior es lo que yo eh llamado mirar en la dirección equivocada.
Al mirar hacia el exterior en este vano intento de hallar paz, usted se convence de que las posesiones le traerán la paz  y las satisfacción que anhela. El ego ha tenido éxito al dirigir su vida al exterior y se regocija cuando centra toda su energía en las adquisiciones.
Con la tensión concentrada en lo que sabe erróneo, usted intenta corregir esos errores mediante mas adquisiciones lo cual le distrae del conocimiento del poder de su mente para tomar la decisión de escoger la paz y el amor. Así es como el sistema del ego permanece intacto. Es imperativo que recobre el poder de su mente con el fin de superar las falsas creencias del ego.

Es imposible consumir el camino hacia la paz. Usted no puede comprar amor. No existe paz en el cuanto mas mejor. Esa manera de actuar solo conduce a una vida de lucha carente de sentido. El ego se siente amenazado y atemorizado de que usted llegue a darle sentido a su vida.
Quiere verle abocado cada vez mas a consecuciones de mayor complejidad.
Cuando usted deja de perseguir lo que no puede obtener en el exterior, infunde sentido a su vida y se sume en la placidez su falso yo a sido domado.


SUGERENCIAS PARA SUPERAR EL EGO Y ALCANZAR LA CONCIENCIA SUPERIOR( Wayne W. Dyer).


·  Intente conocer su ego:
Trate de determinar cuando es el ego la influencia dominante de su vida. Pregúntese:¿ Estoy escuchando a mi falso yo o a mi yo espiritual? Cuando mas conciencia tenga de la presencia del ego y del como le manipula, menos influencia tendrá sobre usted. Por ej:, si esta’ pavoneándose ante otra persona, o posesiones, reconozca que es su ego quien esta’ obrando, quien esta intentando convencerle de que esta separado de dios y de su superioridad respecto de otros seres humanos.
A medida que vaya adquiriendo conciencia de su ego, podrá librase del egocentrismo y entra en la conciencia superior. Como dijo Cicerón “ En nada se acercan más los hombres a los dioses que haciéndoles el bien a sus iguales”. Saber cómo obra su ego es el primer paso para domarlo.

COMIENCE A CONSIDERAR A SU EGO COMO UNA ENTIDAD QUE LE ACOMPAÑA Y QUE TIENE SU PROPOSITO:


·  Este compañero invisible esta siempre a su lado, trata de convencerle de que esta separado de dios, de su superioridad respecto de otros y de que es especial. Cuando mas escuche a esta entidad mas se apartará d su senda espiritual. A medida que vaya reconociendo los signos de la presencia del ego dígase con amabilidad: “ya estas otra ves. Has dejado que mordiera el anzuelo y he caído en la trampa de creer en mi propia importancia”.
Descubrirá’ que en la mayoría de sus pensamientos y actos los provoca esa entidad invisible que le acompaña.
E’l quiere que usted se sienta ultrajado cuando recibe un trato incorrecto, cuando le insulta, cuando no le acarician; ofendido cuando no se salen con la suya, herido cuando pierde una competición. Al reconocer y dar nombre a esa identidad, acabará por ser capas de hacer caso omiso de ella. Al final, ya no representará el papel dominante que desempeña.
Primero la reconoce. Luego se percata de que está obrando. Por último, se libra de ella.

RESISTA EL HÁBITO DE PERMITIR QUE SU EGO DOMINE SU VISA:


·  Nisargadatta Maharaj le respondió lo siguiente en uno de sus diálogos alguien que le formulo la pregunta: ”Resiste los viejos hábitos de sentir y pensar; no dejes de decirte,” no así no; no puedo ser asi; yo no soy de esta manera, no lo necesito , no lo quiero y con toda seguridad llegará un día en que toda la estructura de error y de desesperación se derrumbará y quedara libre el terreno para una vida nueva .
Cuanto mas se resista a permitir que su ego sea quien controle su vida, más pronto llegará el día en que su yo espiritual llenará el espacio que antes ocupaban las exigencias de su falso yo.


TRATE DE BORRAR LA PALABRA “ESPECIAL” DE SU MENTE.


·  Especial implica mejor que, o más importante que. Niega que dios habite en cada uno de nosotros. Todos somos especiales: por lo tanto, nadie necesita la etiqueta de especial.
Usted es una criatura divina, eterna y tiene un propósito, y cuando reconozca eso ,no necesitará compararse con nadie ni malgastar tiempo en comprobar qué trato  reciben otras personas. Esto es el constante trabajo del ego. No deja de azuzarle para que demuestre que usted es especial.
Abrase la verdad del que supremo espíritu habita en todos nosotros. Cuando uno sabe esto se siente seguro y sereno, sin necesidad de halagos ni de que le aseguren que es especial o distinto de otros.
No hay favoritos. No se relega a nadie. Todos somos unos.


CONCLUSIÓN:


 ya comentado mi trayecto hacia el ego, para poder identificarlo primero, me planteé que Tengo alma, mente y cuerpo.
Para mí el ego forma parte de la mente, el alma es pura, es divina. La mente va fabricando pensamientos y el alma recuerda, desarrolla lo que cada uno vino a hacer.  En la mente tengo pensamientos. Mis pensamientos se relacionan con las pautas mentales que me dijeron desde niña: el no poder, el que nunca llegaría a ser lo que me proponía, el sentirme disminuida ante otras personas, la competencia al querer ser mejor para poder ser querido, el dejarme llevar a buscar las cosas  en el  exterior, al no sentirme suficiente, al no aceptarme. Esas pautas mentales me las dieron mis padres, la sociedad, amigos y todo lo que pertenece al afuera. Mis pensamientos no eran siempre negativos, pero, cada vez que aparecían controlaban la situación, se imponían sobre el pensamiento positivo, y prevalecían, mostraban una autoestima muy baja, un sentimiento de “no poder”. Mi alma creía en esas pautas mentales porque cuando somos niños tenemos en la cabeza que tanto nos aman nuestros padres que nos dicen la verdad. Porque nosotros, al ser niños, no podemos ver lo que aprendemos siendo adultos, que esas pautas mentales no son reales sino ideas de ellos y del afuera, fruto de sus propias vidas. Esto significa que las ideas que hoy tengo las siento como propias porque las fui trabajando, al principio sin entender. Tenía momentos de oscuridad, de peleas internas. En mi momentos de escucharme yo nada más(escuchar mi interior). Cuando empecé a darme cuenta y a concientizar que era y soy un alma divina, quise empezar a revertir todas esas pautas mentales y a empezar a confiar en lo que yo quería y quiero. Quise crecer, quise revertir mi historia al sentir que estaba esa alma en mí y empecé a buscar en mi interior. Ahí comencé a ver a mi ego, empecé a ver como se metía, como me saboteaba la parte divina que yo tengo, con la que nací. Esto tiene mucho que ver también con Dios, sin mezclar la religión ya que para mí no tiene nada que ver con esta exposición.  Para mí Dios nos ve a todos por igual. El  concientizar me ayudó a ver que soy un alma divina, y a comprender también que tengo ese ego que por momentos me sabotea.  
Este último año, cursando en Clave de Vida, me ayudó a darme cuenta que tengo muchas partes de mi ser que no quiero incluir y una de esas es mi ego. Descubrí que cuando quería trabajar con el ego me peleaba con él. Comencé hablar con mi ego y me doy cuenta de que yo ahora, al ego le hablo y puedo a veces manejar la parte donde él quiere desminuir y hacerme sentir miedos, inseguridades y todos esos pensamientos negativos(sabotearme y controlar mi vida).Es ahí donde le digo –   “GRACIAS, PERO AHORA EL PODER ESTA EN MI SER ”.


En muchas oportunidades agradezco a mi ego, por que puedo buscar dentro mió la verdad y ver cuanto crecí.

PARA TERMINAR VOY A SITAR  WAYNE W. DYER:

Sé que mi yo superior está siempre dispuesto a elevarme más allá del mundo que percibo con mis sentidos”.


“ Sé que puedo conectar mi mente con la mente divina y garantizarme la paz en cualquier momento ”




Y una de las frases que me acompaña en todos los momentos que aparece el EGO en estos tiempos,  la aprendí por medio de clave de vida ( Sra. Fátima ) y la quiero compartir con ustedes.



Yo soy presencia divina que gobierna este ser

PD: En este trabajo jugó mucho el ego conmigo, pero una vez más puedo decir que pude enfrentarlo, abrazarlo y decirle a él ( YO QUIERO ENFRENTAR ESTE MIEDO CON AMOR).

Graciela Noemí Quiroga 
Publicar un comentario

AVISO LEGAL: Todo el material publicado o reproducido en este sitio web tiene como único fin difundir conocimiento y valores culturales. Bajo ningún concepto persiguen fines lucrativos, prohibiéndose expresamente su copiado para uso comercial. Solo se reproduce material al que es posible acceder de manera libre, pública y gratuita en distintos blogs, webs, sitios y lugares de Internet. Si algún autor o compositor, representante legal o sus derechos habientes considera que la exposición de algún material en particular afecta sus derechos de autor, rogamos comunicárnoslo a fin de proceder a su retiro.